La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile
Región
El paso por el Alto de Los Compadres actualmente no presenta riesgos
Las obras en este paso crítico se diseñaron, estructuraron y construyeron en un 95% en la administración de Silvano Serrano.
Image
Orlando Carvajal - Periodista La Opinión
Orlando Carvajal
Martes, 14 de Mayo de 2024

Las obras de ingeniería que se ejecutaron en el paso del Alto de Los Compadres, en el municipio de Santiago, significó un antes y un después de décadas de emergencias y bloqueos viales para los conocidos ‘pueblos de occidente’.

Fueron muchas las interrupciones viales que tuvo que padecer el transporte de carga y pasajeros, en especial en época de lluvias, por los constantes deslizamientos de tierra y piedras de gran tamaño que caían sobre la carretera hasta cubrirla por completo.

También muchos los días de aislamiento por vía terrestre que padecieron los habitantes de los pueblos de occidente como Santiago, Salazar, Arboledas, Cucutilla, Gramalote y Lourdes ante la imposibilidad de transitar por este paso crítico.


Lea aquí: En junio comienza evaluación de casos para cirugías de labio y paladar hendido en Norte de Santander


La solución a los impactantes bloqueos que duraban días con el tránsito automotor detenido empezó a brindarse desde la administración de Silvano Serrano Guerrero, cuando se la obra se diseñó, estructuró y se dejó avanzada en un 95 por ciento.

La diferencia de lo que sucedía antes con la solución que se planteó salta a la vita con solo transitar por el otrora paso crítico.
Conductores consultados por La Opinión de los que viajan desde Cúcuta hacía Santiago, Gramalote y Salazar coincidieron en calificar la solución como un acierto, dado que ahora el paso luce despejado constantemente y ofrece garantías de seguridad vial a los conductores que por allí transitan.

“Siempre quedábamos incomunicados por varios días y si queríamos llegar a Cúcuta por cuestiones médicas nos tocaba dar la vuelta por Bucaramanga en un viaje que tardaba entre 12 y 14 horas”, dijo Carlos Albarracín, habitante de Gramalote.

Otro transportador de carga, Alejandro Centeno, expresó que “el paso del Alto de Los Compadres ahora es seguro y ofrece excelente transitabilidad, a diferencia de antes que era muy peligroso”.

El gobernador William Villamizar, quién inspeccionó las obras adelantadas por su antecesor, Silvano Serrano, demandaron una inversión importante y dejó atrás los obstáculos que tuvieron que sortear los transportadores por el desprendimiento de piedras y lodo desde la montaña y que aislaba a los pueblos de occidente con la capital del departamento.


Tenga en cuenta: La trata de personas, un flagelo que persiste en Norte de Santander


Muchas fueron las soluciones que se trazaron para dar una solución al problema de los bloqueos por los derrumbes en el Alto de los Compadres, incluso, en tesis de grado presentadas por estudiantes de la Universidad Francisco de Paula Santander, se plantearon diseños para la construcción de falsos túneles como medida de control para la caída de rocas desde lo alto de la montaña y para prevenir la interrupción del flujo automotor.

Los trabajos adelantados allí comprenden la construcción 400 metros de vía conformada con una estructura de pavimento en asfalto con estructura en subbase y base Granular.

Obras de drenaje correspondiente a cunetas a lado y lado de la vía, encole de alcantarilla y gradas disipadoras. Señalización vertical y demarcación horizontal.

Construcción de 400 metros de vía conformada por losa de concreto estructural de 28 MPa, que actúa como voladizo sobre zona preexistente de relleno inestable.

Anclajes activos con inclinación de 45° distribuidos a lo largo de la vía y con una viga en el costado del talud superior. 


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Temas del Día