La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile
Economía
¿En qué consiste el nuevo Subsidio para Jóvenes en Norte de Santander? director regional del DPS lo cuenta
El DPS trabaja en el reinicio de obras de alcaldías financiadas por el ente, que se convirtieron en elefantes blancos, según el director regional Carlos Bolívar.
Image
Leonardo Oliveros
Leonardo Favio Oliveros
Categoría nota
Martes, 11 de Junio de 2024

 

El programa Jóvenes en Paz, una iniciativa del gobierno de Gustavo Petro que busca que los muchachos se alejen de las bandas delincuenciales, está pronto a comenzar en Norte de Santander. 

El subsidio beneficiará a quienes sean, fueron o tienen riesgo de ser víctimas de explotación sexual y a quienes están vinculados a dinámicas de criminalidad, violencia o reclutamiento forzado o tienen riesgo de estarlo.


Lea además: Estos son los municipios de Norte de Santander que mejor gestionan sus proyectos de regalías


El director regional del Departamento Prosperidad Social (DPS), Carlos Alberto Bolívar Corredor, quien lleva un mes en el cargo, conversó con La Opinión de este programa y el trabajo que desarrolla el ente en la zona fronteriza.

¿Cuándo comenzará Jóvenes en Paz?

Es una estrategia reglamentada desde finales del año pasado y ya arrancó en Valle del Cauca y en Chocó. En Norte de Santander, aún se está focalizando y queremos que, en lo más inmediato, arranque, para que aleje a las juventudes del reclutamiento forzado, de las economías ilícitas.

¿Es un pago para que los jóvenes no delincan? 

Es una estrategia que ha sido ampliamente criticada, pero que funciona en la medida en que desincentiva la participación en grupos armados de los jóvenes. Plantea, al final del cuatrienio, una estrategia que garantice la paz total. Sabemos que la paz implica reconciliación, por eso el DPS busca la inclusión y que la sociedad desescale el lenguaje y dejemos de llamarles, a muchachos que no han tenido oportunidades, delincuentes.

¿Dónde empezaría a implementarse?

Es un programa para los municipios PDET (Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial), es decir, el Catatumbo, porque la prioridad de los acuerdo de paz con las Farc es que los jóvenes tengan garantías y el respaldo.

¿De cuánto será el subsidio?

De un salario mínimo ($1.300.000). La idea es comenzar con 1.000 jóvenes.

Subsidios

¿Se hará una depuración al sistema de beneficiarios de los programas? 

Esto es muy importante para el director nacional del DPS, Gustavo Bolívar, quien ha dicho que desde la Dirección Antifraudes se han detectado costumbres cuestionables, como por ejemplo: una familia, que no es monoparental, termina fracturándose para poder acceder a este tipo de beneficios. 

Lo que es cierto es que la depuración se cruza con el Departamento Nacional de Planeación (DNP), a través del Sisbén, sistema que alimenta, actualiza y sofistica cada alcalde, para que los programas lleguen hasta la última vereda y barrio de su municipio. Queremos que, desde cada Plan de Desarrollo Municipal, se haga un gran esfuerzo presupuestal para que el Sisbén se actualice. Así puede ser depurado, para que el DPS pueda llegar a las familias realmente necesitadas y no haya colados.


Lea también: ¿Qué pasará con la vía 4G Pamplona-Bucaramanga? Mintransporte da aviso importante


¿Puede meter la lupa en la entrega de subsidios a universitarios?

Los cupos son, finalmente, definidos por el DNP y es un criterio muy importante. Desde el Sisbén, terminan muchos suspendidos, porque al beneficiario que tenga un familiar que ya esté cotizando seguridad social se le incrementa la probabilidad de ser suspendido o excluido de Renta Joven. 

De más de 17.000 estudiantes que tiene la Universidad Francisco de Paula Santander de Cúcuta, 14.000 reciben la transferencia, es decir, casi todo el estudiantado. Aquí, los esfuerzos del Estado deben ser estimular a al muchacho a emprender, invertir o tener un ahorro. Es muy importante que tenga una formación en sus finanzas, para aprovechar este enorme esfuerzo financiero.

¿Cómo funciona el área DISH?

La Dirección de Infraestructura Social y Hábitat (DISH) brinda recursos a los municipios que prioricen obras estratégicas para la economía local. Si es una placa huella, entonces, el tramo a intervenir se define a través de un convenio con la Alcaldía o la Gobernación; si es la construcción de una plaza de mercado con conectividad o de un centro de acopio, se hace lo mismo. Es fundamental, para la DISH, determinar que estos proyectos se concluyan y no como pasó, que encontramos varios elefantes blancos, los cuales estamos reiniciando, depurando, saneando y, algunos, liquidando.

¿En dónde están esos elefantes blancos?

Un ejemplo es Cucutilla, en donde su plaza de mercado se demolió y hasta el día de hoy no han reiniciado las obras, hay puras columnas. El interés del DPS es retomar los trabajos.

¿En Cúcuta también? ¿Cuántas obras inconclusas hay en la región?

Con más del 90% de ejecución, en la ciudadela Juan Atalaya hay un tramo de vía. En el departamento tenemos en la DISH nueve obras, cinco de las cuales están en suspensión y se están revisando, para darles continuidad y se finalicen. Algunas tienen el 90% de avance; otras, el 30%; y otros, solo el 10%.


Le puede interesar: William Villamizar pone verde a Norte de Santander en el IGPR


Además de Cúcuta y Cucutilla, ¿en dónde están los elefantes blancos?

Salazar de las Palmas, Los Patios y Villa del Rosario. Son obras, fundamentalmente, de malla vial en adoquín y pavimento rígido.

¿Cómo impulsan las unidades productivas?

Es la dirección más bonita del DPS, con su programa Familias En Su Tierra (FEST), que prioriza a las zonas veredales. Estas gozan de cuatro componentes. El primero es la UPA (Unidad de Producción de Autoconsumo), con el fin de que tengan una huerta que garantice cada cosecha y, por lo menos, hacer trueque con vecinos de otras veredas. La segunda es mejoramiento de vivienda, obras para sus baños o cocina, para un entorno digno. 

El tercero es capital semilla para su negocio de gallinas, peces, cerdos o colmena y estamos proponiendo la mosca soldado negro, que ayuda a la producción de proteína para las otras unidades de producción. Y cuarto, fortalecimiento comunitario, el cual es una bolsa común, donde las familias definen la obra que necesitan: salón comunal, puesto de salud o escuela, por ejemplo.

¿Cuántos beneficiarios tiene FEST?

La versión número 9 empezó a inicios de 2023 y ya está finalizando su última etapa en El Carmen y Hacarí, con alrededor de 650 familias, las cuales el próximo mes van a recibir los implementos de la huerta. En total, al sumar Sardinata y Villacaro, el año pasado fueron 1.500 familias beneficiadas. Para la versión 10 se quiere que sean 2.800 hogares: 1.400 en Tibú, 800 en El Tarra y 600 en Ábrego, para que constituyan un motor importante de seguridad alimentaria.

En promedio, ¿cuántos recursos recibe un proyecto?

El FEST 9 constituyó, por hogar, $9 millones, de los cuales $3 millones eran para asistencia técnica. Los otros $6 millones se dividieron así: $1.5 para mejoramiento de vivienda, $800.000 para la huerta; hasta $3 millones para el capital de semilla y $500.000 para el fortalecimiento comunitario. En el FEST 10 se quiere $1.5 para la huerta, hasta $2 millones en mejoramiento de vivienda, $4 millones en capital semilla y $1 millón en la bolsa comunitaria.


Lea aquí: Cúcuta: comercio de Los Caobos está que ‘apaga y se va’


Beneficiarios en la región

  • Renta Ciudadana (antes Familias en Acción): 25.000 familias en pobreza extrema. Reciben cada 45 días $500.000.
  • Renta Joven (ante Jóvenes en Acción): 40.000 estudiantes que reciben $1.6 millones (sumando los dos semestres) o hasta $2 millones en el año. Quienes tengan calificación excelente reciben $200.000 adicionales cada semestre. 14.000 registrados son de la UFPS Cúcuta, más de 3.000 son de la UFPS Ocaña, 7.000 pertenecen a la Unipamplona y alrededor de 16.000 se agrupan en el ISER, escuelas normales superiores, SENA, escuelas militares y UNAD.
  • Colombia Mayor: 71.000 registrados, pero sólo 60.000 cobran. Cúcuta tiene la mayor cantidad, con 30.000 beneficiarios. Mujeres mayores de 57 años y hombres con más de 62, reciben $80.000. Quienes tengan más 80 años coba $225.000, en el caso de Cúcuta son 15.000 personas.
  • Devolución del IVA: 94.000 beneficiarios, 39.000 de ellos en Cúcuta, quienes cada seis meses reciben un subsidio. En 2023, el programa tuvo una inversión de $51.000 millones en el departamento.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Temas del Día