La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile
Venezuela
Una joven murió en Caracas y ya son dos los fallecidos en protestas en Venezuela
La ONU alerta a Venezuela del uso de fuerza letal contra manifestantes.
Image
AFP
AFP
Miércoles, 1 de Mayo de 2019

Protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro derivaron este miércoles en disturbios que dejaron una joven muerta y 46 heridos en Caracas, según organizaciones de derechos humanos y servicios de salud, un día después de un fallido alzamiento militar liderado por el opositor Juan Guaidó.
   
Jurubith Rausseo, de 27 años, falleció en la noche en una clínica tras haber recibido un "impacto de bala en la cabeza durante (una) manifestación", denunció en Twitter la ONG Observatorio Venezolano de Conflictividad Social. 
   
Servicios de salud de la opositora alcaldía de Chacao, en tanto, reportaron a la prensa haber atendido a 46 lesionados, dos por armas de fuego.
   
Rausseo fue herida en Altamira, en las proximidades de la base aérea militar de La Carlota, donde el martes un grupo de uniformados se sublevó contra Maduro.
   
Los enfrentamientos de este miércoles comenzaron cuando una multitudinaria movilización convocada por Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países, se desvió hacia la neurálgica autopista Francisco Fajardo. Decenas de encapuchados llegaron hasta el perímetro de la instalación militar. 
   
Una camioneta fue quemada por manifestantes en la verja de la base, constataron periodistas de la AFP.

Le puede interesar Guaidó plantea huelga general

Tras varias horas de choques entre militares y opositores, que intercambiaron bombas lacrimógenas, piedras y cócteles molotov, una treintena de personas consiguió pasar el vehículo por un boquete abierto en la reja y le prendió fuego.
   
Los disturbios se extendieron a los alrededores y en medio de esos desórdenes Rausseo fue alcanzada por un balazo.
   
Un manifestante disparó contra militares que se resguardaban entre vehículos blindados en una avenida que comunica con La Carlota, y que había sido bloqueada con barricadas de alambres de púas, basura y escombros, comprobó la AFP. Los uniformados respondieron con varias ráfagas de disparos, obligando a los opositores a retroceder.
   
La AFP también observó a policías disparar directamente a la prensa bombas lacrimógenas y perdigones de goma en la zona. Gregory Jaimes, periodista de la televisora digital VPI, fue impactado en el rostro.


Otras áreas de Caracas también fueron escenario de incidentes. La militar Guardia Nacional impidió con gases el avance de una pequeña movilización en el sector de El Paraíso, en el oeste, a unos cuatro kilómetros del palacio presidencial de Miraflores.
   
Mientras, en el sector de la Florida opositores tuvieron que refugiarse en un iglesia ante una andanada de gases.
   
El martes, durante el fallido alzamiento militar encabezado por Guaidó, protestas que acompañaron la rebelión en Caracas y otras ciudades del país petrolero dejaron un muerto, decenas de heridos y 150 detenidos, según el gobierno y organizaciones de derechos humanos.

Vea Venezolanos marcharon por un cambio

La ONU sigue preocupada por la situación en Venezuela
   
El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, advirtió al régimen de Maduro del uso de fuerza letal contra manifestantes.

Guterres habló por teléfono con el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, en la noche del martes, y funcionarios de la ONU han tenido contactos con Guaidó, dijo el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric.
   
Los enfrentamientos del martes tras un sublevamiento militar contra Maduro dejaron decenas de heridos en Venezuela.
   
"El secretario general reitera su llamado a todas las partes a ejercer una máxima prudencia y advierte contra el uso de fuerza letal contra manifestantes pacíficos", dijo Dujarric a periodistas.
   
Guaidó es reconocido por Estados Unidos y otros 50 países como presidente encargado de Venezuela.
   
Rusia y China, no obstante, siguen apoyando a Maduro como legítimo presidente y acusan a Estados Unidos de injerencia extranjera.
   
La ONU ha ofrecido mediar entre Guaidó y Maduro para ayudar a poner fin al estancamiento.
   
El martes Guterres ya había llamado a todos los involucrados a evitar la violencia y a adoptar pasos para restaurar la calma. 
   
El embajador venezolano ante la ONU, Samuel Moncada, deploró el martes que Guterres "se declare imparcial en este conflicto" y trate de la misma manera a ambos bandos. "Nosotros somos el único gobierno legítimo de Venezuela", sostuvo.
 

Temas del Día