La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile
Salud
¿Qué esperar los primeros días después del trasplante de cabello?
El trasplante capilar ha ayudado a miles de personas a recuperar una cabeza poblada de cabello cuando presentaban calvicie o alopecia. 
Viernes, 26 de Enero de 2024

El trasplante de cabello es un procedimiento que permite recuperar la cabellera en zonas de calvicie o con pérdida de cabello. Una vez realizado, es sumamente importante tener en cuenta algunos cuidados y recomendaciones, especialmente durante los primeros días, para garantizar el éxito del trasplante y la correcta adaptación de los folículos trasplantados, señala Andrés Martínez, CEO la clínica Mediarte.

Según comenta Marínez, durante los primeros días luego del trasplante lo principal es no tocar ni manipular la zona del trasplante, idealmente durante los primeros 8 a 10 días, para evitar el desprendimiento de los injertos recién implantados mientras se afianzan en el cuero cabelludo. Tampoco se debe mojar la cabeza ni lavar el cabello hasta que el médico lo autorice, por lo general después de una semana como mínimo.


Lea: Que volver a clases no sea un problema para los oídos


Otros cuidados iniciales recomendados por el experto de Mediarte son dormir con la cabeza semi-incorporada, en un ángulo de unos 45 grados, para favorecer el riego sanguíneo y la oxigenación de los folículos trasplantados. Asimismo, se debe evitar la exposición solar directa usando gorros o sombreros de protección en las primeras semanas. También es importante tomar los medicamentos indicados por el médico, como antibióticos o antiinflamatorios, para prevenir posibles complicaciones.

Andrés enfatiza en la importancia de tener paciencia con el resultado del trasplante capilar, ya que el crecimiento completo del nuevo cabello es un proceso gradual que puede tardar entre 6 meses y un año tras la intervención. No hay que angustiarse si el crecimiento no es inmediato, es parte del proceso.

Una vez superada la etapa inicial post-trasplante, el experto de la clínica Mediarte aconseja lavar el cabello trasplantado según las indicaciones médicas, generalmente con un champú suave para bebés durante las primeras semanas, sin frotar ni masajear el cuero cabelludo. Más adelante se podrán usar champús neutros o dermatológicos específicos para cuero cabelludo sensible, manteniendo una frecuencia de lavado diaria o cada dos días.

El peinado y cepillado también debe hacerse con mucho cuidado y suavidad sobre la zona del trasplante, preferiblemente con un cepillo de cerdas naturales y sin ejercer presión, para no dañar los folículos implantados mientras se afianzan totalmente. Lo ideal es evitar peinar el área los primeros 15 días y luego realizarlo con delicadeza.


Conozca: La longevidad aumenta en el mundo: brecha entre hombres y mujeres se estrecha


Andrés señala que no suelen necesitarse productos adicionales o medicamentos para estimular el crecimiento del cabello trasplantado si se siguen los cuidados recomendados y se lleva una alimentación balanceada rica en proteínas, vitaminas y minerales que contribuyan a la buena salud capilar.

Los medicamentos contra la alopecia como minoxidil o finasteride, aclara, actúan para prevenir y detener la caída del cabello nativo en zonas donde el folículo piloso aún está activo, mientras que el trasplante capilar es una intervención para restituir el cabello en áreas donde los folículos están inactivos o se han perdido. Son tratamientos complementarios, no excluyentes.

De acuerdo con el experto de la clínica Mediarte, el cabello trasplantado luce completamente natural una vez implantado y en crecimiento, a diferencia de otras opciones para tratar la calvicie como pelucas, extensiones o hairbuilding. Además, el trasplante capilar es un método permanente que no requiere cuidados especiales una vez que el cabello transplantado se ha afianzado e implantado correctamente.

La técnica FUE (FollicularUnitExtraction), precisa Andrés, es uno de los últimos y más innovadores avances en trasplante capilar, que permite extraer los folículos pilosos directamente de la zona donante de manera individual, sin dejar cicatrices, para luego reimplantarlos en el cuero cabelludo receptor. Esto posibilita resultados más naturales y menos invasivos.

La cantidad de folículos necesarios para un implante capilar depende de cada caso particular, teniendo en cuenta factores como el grado de calvicie o alopecia que presente el paciente, la densidad de su cabello, la zona del cuero cabelludo a cubrir y las características del cabello donante. Es importante que la evaluación y recomendación la realice un facultativo experimentado en trasplantes capilares.

Remarca que siguiendo al pie de la letra los cuidados e indicaciones del especialista en las diferentes etapas del proceso, el trasplante capilar permite recuperar una cabellera completa de forma natural y con resultados duraderos. La clave está en ser constante con las recomendaciones del médico antes y después de la intervención.

El trasplante capilar es una cirugía ambulatoria mínimamente invasiva, que no requiere hospitalización y tiene un periodo de recuperación relativamente corto si se siguen las medidas posoperatorias adecuadas. Entre sus ventajas se cuenta el hecho de utilizar cabello propio del paciente, por lo que no hay riesgo de rechazo.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion.

Temas del Día