La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile
Judicial
Chinácota: entre lujos, muertes, robos y extorsiones
El asesinato de Édgar Pérez y Gloria López agudizó la problemática de inseguridad, aunque el alcalde aseguró que este hecho es aislado.
Image
La opinión
La Opinión
Domingo, 31 de Marzo de 2024


A tan solo 41 kilómetros de Cúcuta está Chinácota, un municipio donde su clima es tan agradable, que al mediodía puede cubrirse con una gran capa de neblina, su temperatura bajar considerablemente y caer una leve llovizna, cómo sucedió hace cuatro días cuando un equipo periodístico de La Opinión estuvo en esta población.

Precisamente, por esa variación en el clima y el enorme manto verde que se expande por las montañas que rodean esa localidad, es que cientos de personas deciden alejarse del calor de la capital de Norte de Santander para ir a disfrutar de esa población.


Lea también: ¿Por qué mataron a la pareja de empresarios en Chinácota?


Y eso también le ha dado impulso a que en los últimos 10 años se tenga un gran desarrollo urbano, donde empresarios, familias adineradas y hasta políticos decidieran invertir grandes cantidades de dinero, montando establecimientos comerciales muy particulares o construir lujosas cabañas, fincas o casas.

Ante eso, Chinácota se convirtió en un pueblo de descanso y esparcimiento, con una gran variedad gastronómica, de hospedaje y de diversión, recibiendo recientemente el nombre: 'La casa de todos', pero hoy, muchos habitantes de esa localidad creen que esa frase que le pusieron desde una de las administraciones municipales, terminó siendo una maldición.

"Pues haberle abierto la puerta a todo el mundo para que se vinieran a este municipio, fue un grave error, porque llegó hasta gente que está haciéndole mucho daño a la población", aseguró un habitante de allí.

Muchos consideran que ese desarrollo fue desorganizado y sin ningún tipo de control, "por eso no es raro que acá lleguen narcos, gente de dudosa reputación o cualquier persona que de la noche a la mañana apareció con plata y quieran hacer lo que se le da la gana".

Y a ese supuesto sin control de desarrollo urbano, por parte de las administraciones municipales, es que le echan la culpa de que hoy estén sufriendo una grave problemática de inseguridad que se agudizó desde hace una semana.
 

Gloria López y su esposo José Édgar Pérez, asesinados

Dolor por doble homicidio

Los chitareros no se reponen de lo sucedido la noche del pasado domingo, 24 de marzo, cuando asesinaron a los esposos José Édgar Pérez Parada y Gloria María López Paredes.

La pareja de reconocidos empresarios era muy querida, no solo por los habitantes de ese municipio, sino también por muchos cucuteños, pues quienes tuvieron contacto con ellos sabían la calidad humana y el gran corazón que tenían, por eso, sus muertes a manos de unos criminales que están siendo identificados por las autoridades, colmó la paciencia de los residentes de Chinácota.

"Acá no estamos seguros ni en nuestras casas, la delincuencia se apoderó de Chinácota y lo peor de todo es que nadie hace algo para recobrar la tranquilidad. Por las calles se ven a los migrantes haciendo lo que se les da la gana y si se les dice algo, lo amenazan a uno. Los drogadictos también hacen lo que quieren, los robos de motos o celulares son constantes", comentó otra habitante de esa población.


Lea también: Extinción de dominio contra dos exalcaldes y varios exfuncionarios tiene una nueva decisión


Don Édgar y doña Gloria montaron un local de venta de dulces y productos lácteos que llamaron La Palestina, que poco a poco se fue expandiendo y llegó a ser un punto de encuentro de muchas familias para pasar un día feliz en medio de la diversión que ofrecían con las diferentes atracciones que tenían.

Por eso, el homicidio de ellos no pudo pasar como uno más en la región, como ya sucedió años atrás, por lo contrario provocó revuelo y hasta frenó el entusiasmo que había para la Semana Mayor.

"Esta Semana Santa no fue igual que las anteriores, la gente no vino como antes, en el ambiente se puede sentir el miedo por lo que está pasando, los comerciantes somos los más perjudicados y lo peor es que el alcalde y la Policía no hacen nada para frenar la inseguridad”, señaló Ludy Páez, comerciante de Chinácota.

Agregó: "desde el miércoles tenemos un refuerzo policial, pero eso va hasta el domingo (hoy), luego qué va a pasar, quedamos a merced de la delincuencia y que nos sigan matando. Lo de Édgar y Gloria fue muy duro y peor aún sin saber si verdaderamente fue en un robo, acá necesitamos que todas las autoridades, hasta Migración Colombia, se amarren los pantalones y vengan a hacer operativos".

Durante Semana Santa hubo acciones de la Policía.

Y precisamente, indagando en cómo va la investigación de este lamentable hecho, se conoció extraoficialmente que las autoridades tienen cuatro líneas de acción, donde no descartan un aparente intento de robo, pero también un problema personal, por eso hay un grupo de funcionarios de la Sijín, inteligencia y del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) trabajando en ese caso.

Otra línea estaría por las ‘vacunas’, pues desde hace un tiempo los comerciantes vienen recibiendo llamadas extorsivas, que terminan en amenazas, y al parecer, los esposos fueron víctimas de eso. Sin embargo, una fuente judicial manifestó que han recibido unas denuncias de eso y en las pesquisas han visto que desde algunas cárceles están haciendo esas llamadas.

“Tenemos un grupo interinstitucional trabajando en este hecho y esperamos que pronto podríamos tener un excelente resultado, debemos tener en claro que no descartamos ninguna hipótesis y es por eso que desde el mismo día que ocurrió el hecho nos trasladamos a Chinácota para llevar a cabo la investigación”, aseguró el coronel John Chavarro, comandante de la Policía de Norte de Santander.

El oficial también recordó que la Gobernación ofreció una recompensa de hasta $30 millones para quien entregue información que ayude a identificar a los responsables del suceso, pues creen que al menos cuatro personas participaron en el doble homicidio.


Le puede interesar: Con Mancuso, vuelve el recuerdo del horror paramilitar


Mientras que el cuerpo de Gloria López quedó cerca de la camioneta en la que se movilizaba con su esposo; José Édgar Pérez cayó muerto en la parte de abajo de la montaña donde se construye un parque temático del viejo oeste. Él tenía puñaladas en la espalda y también fue degollado.

“La crueldad con la que cometieron este hecho también ha llevado a sacar conclusiones de qué tipo de criminal lo hizo, pues no es normal que maten a dos personas de ese modo. Acá se pudo observar una sevicia”, comentó una fuente judicial.  

Lujos e inseguridad

Y ese ambiente de pesimismo, dolor y rabia que tienen en el municipio, es generalizado, pues al entrar a un restaurante que está cerca del parque y preguntar cómo ven lo que está pasando en ese pueblo, solo se limitaron a decir: "aquí ya sabemos que en cualquier momento nos pueden matar por robarnos, no tenemos autoridades".

Otro chitarero, que también pidió reserva de su identidad, afirmó que, "tristemente esa situación es muy contraria a lo que debería ser, pues en este municipio se pueden conseguir lujosas cabañas, que un arriendo para un fin de semana podría llegar a costar como mínimo $5 millones, lo que implicaría que la seguridad debería ser superior. Acá hay restaurantes costosos, glamping y otros negocios que uno se asombra, y los dueños son conocidos, pero pareciera que no les importa esta problemática".

Dos abuelas asesinadas en 2022

Claudia Antolínez es otra comerciante que lamentó lo que está sucediendo en Chinácota y también le pide a las autoridades que hagan presencia constante y no solo por unos cuantos días y luego se vayan, como si no les importara la problemática de inseguridad.

La mujer sostuvo que, “acá hace falta de alcalde, sabiendo que él es el comandante de la Policía del municipio. El municipio creció de una manera desordenada y sabiendo eso, deberían hacerse operativos los fines de semanas, festivos, Semana Santa y los días de ferias y fiestas. Además, la Policía debería tener puestos de control a la entrada y salida del municipio, para que sepan quiénes son los que vienen a las cabañas, hace falta un inventario de eso. Acá todos los días hay robos”.

También hay comerciantes que indicaron que ante la racha de atracos, en la Policía de esa población no reciben las denuncias, lo que agudiza la situación, por eso le piden al comandante de esta institución en Norte de Santander que esté más pendiente de esa problemática.


Lea también: Alias Porras: terror impuesto en Cúcuta desde la cárcel


Y ante esto, cabe recordar que en los últimos dos años en Chinácota se han presentado tres hechos lamentables, que han dejado cinco personas muertas. Dos de las víctimas fueron Olga Patricia Rueda Gutiérrez y Claudia Yaneth Marciales Cacua, asesinadas el 20 de abril de 2022.

El crimen de las dos mujeres se presentó en el conjunto residencial Las Isabeles, ubicado en la carrera 3 entre las calles 14 y 15. La trágica historia se conoció hacia las 8:00 a. m., de ese miércoles de abril, cuando uno de los vigilantes encontró el cadáver de Olga Patricia Rueda Gutiérrez dentro de un baño, afuera de la cabaña 4 donde ella vivía. 

Y es que el guarda de seguridad decidió ir a ver qué había pasado con Olga Patricia y su empleada Claudia Yaneth Marciales Cacua, porque llevaban dos días sin ver a algunas de ellas.

Seis meses después, Cipriano Vera, fue asesinado de tres balazos en su finca, ubicada en la vereda Cuéllar. Ese 2 de octubre de 2022, al hombre, de 60 años, lo asesinaron en medio de un robo, pues los delincuentes se habrían enterado que él vendió parte de su predio y fueron por ese dinero.

Ahora, el pasado domingo mataron a los esposos José Édgar Pérez Parada y Gloria María López Paredes.

Cipriano Vera asesinado.

‘En Chinácota no hay una racha de inseguridad’

Para el alcalde de Chinácota, Ramiro Luna, no es cierto que en ese municipio haya una racha de inseguridad como lo han dado a entender varios empresarios y habitantes a este medio de comunicación, y que lo sucedido el pasado domingo con el doble homicidio de los empresarios es un hecho aislado que no tendría nada que ver con algún robo.

“Acá no hay alteración del orden público en Chinácota. Empezando este año hubo cinco robos y lo que fue diciembre hasta el 20 de enero se hicieron cinco consejos de seguridad y la Policía y el Ejército establecieron una serie de medidas de seguridad que llevaron a la detención de 16 personas, en ocho allanamiento, y de ahí en adelante no ha habido otra alteración a excepción del tremendo doble homicidio de dos comerciantes”, señaló el mandatario de los chitareros.

Añadió: “por parte de las autoridades se están haciendo todas las pruebas y recolección de testimonios y videos sobre el doble homicidio, y lo que está arrojando hasta el momento es que es un hecho aislado, que no tiene nada que ver a una amenaza a los comerciantes de Chinácota, ni nada que tiene que ver con un robo o un intento de robo”.


Lea también: ‘La Family’ estaría vinculada con varios homicidios en Villa del Rosario


El mandatario aseguró que durante la Semana Santa se recibieron más de 30 mil visitantes y que todo estuvo en calma. “Yo vengo de tres veredas lejanas, solo, porque aquí no hay problemas de inseguridad por delincuencia organizada”.

Luna también indicó que las acciones por parte de la Policía y el Ejército se mantendrán luego de que pase la Semana Mayor. Además, dio a conocer que presentará un proyecto donde le entregará un lote a la Policía de Norte de Santander para que construya una estación y así se agrande el pie de fuerza.

Sobre los migrantes, indicó que ya han establecido unas estrategias con Migración Colombia para controlar esa situación. “Acá tenemos censados 2.147 migrantes, por eso hemos tomado unas medidas especiales y emitidos unos decretos para controlar aquellos que no están funcionales y que hayan cometido algún delito”, explicó el alcalde.

Temas del Día