La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile
Judicial
Al sacerdote Montejo, de Ocaña, lo habrían asesinado por una venganza
La Opinión conoció en exclusiva por qué se habría dado el crimen del cura Ramón Montejo. La Policía capturó a los dos presuntos homicidas.
Image
La opinión
La Opinión
Categoría nota
Jueves, 6 de Junio de 2024

La investigación sobre el asesinato del sacerdote Ramón Arturo Montejo Peinado, ocurrido hace dos días en Ocaña, dio un giro de 180 grados, puesto que las autoridades pudieron establecer que el crimen no fue por un atraco sino que sería producto de una venganza.

La Policía de Norte de Santander capturó a los dos presuntos responsables: José Antony Montilla Jovito, de 29 años, y Misael Rodolfo Valdez Pedrosa, de 21.


Lea también: Tipo Hollywood, así planearon la fuga de ‘Zeus’ de la estación de Policía de Cúcuta


 
Ellos habrían rendido una indagatoria ante la Fiscalía, contando cómo se fraguó el homicidio y por qué ocurrió.

Al cierre de esta edición se esperaba que los detenidos fueran presentados por la Fiscalía ante un juez para que les definiera su situación jurídica, luego de mostrar el material probatorio en contra de ellos.

¿Una venganza?

Las autoridades judiciales habrían conocido que el cura Montejo Peinado conocía a José Antony Montilla Jovito y hasta le habría tenido confianza para que le ayudara en un negocio de préstamo de dinero.

Una de las versiones recaudadas por las autoridades señala que esa amistad se deterioró a tal punto que Montilla Jovito se habría sentido humillado y ultrajado por el religioso, lo que, al parecer, llevó a que planeara asesinarlo como una venganza.

Al parecer, Montilla buscó a un amigo para que le ayudara a ejecutar el crimen, el cuál cometerían el lunes, pero el representante de la Iglesia católica no llegó a una reunión que tenía y por eso decidieron hacerlo el martes hacia el mediodía.

Se conoció que José Antony y Misael Rodolfo esperaron pacientemente a que el sacerdote Ramón Montejo fuera a recoger su camioneta que tenía en un parqueadero del barrio Jesús Cautivo de Ocaña, para atacarlo.

Asesinos del sacerdote Ramón Montejo.

Cuando el cura observó que los dos hombres estaban en el estacionamiento, se habría registrado una discusión y varias personas que se encontraban por los alrededores del lugar escucharon unos gritos, por lo que deciden correr hacia la esquina.

En un video se observa cuando el padre Montejo Peinado abre el portón del parqueadero y sale con la camiseta ensangrentada, como buscando ayuda, pues lo habían apuñalado en repetidas oportunidades, pero nadie se le acerca. 


Le puede interesar: ¿Por qué un niño de 15 años se lanzó del puente La Gazapa de Cúcuta?


Segundo después, se ve que un vehículo sale en reversa, arrollando al religioso pasándole las llantas encima, para luego arrancar con rumbo al barrio San Fermín. Quien conducía el vehículo del sacerdote era José Antony Montilla, mientras que su cómplice iba de copiloto.

Los capturaron

La Policía, al enterarse de lo sucedido, de inmediato activó un ‘Plan Candado’, ubicando la camioneta, de placas CWL862, e iniciando una persecución que terminó en San Fermín, donde los presuntos asesinos la abandonaron, donde para burlar del cerco policial se quitaron las camisetas y los zapatos, metiendo a una zona boscosa.

Pero como los uniformados no les perdieron la pista, al primero que detuvieron fue a Montilla Jovito, a quien varias personas querían linchar; minutos más tarde encontraron a Misael Valdez Pedrosa. Los dos hombres fueron dejados a disposición de la Fiscalía.

Se conoció que los policías recuperaron las camisetas de los dos hombres y los dos cuchillos, ensangrentados, que servirán como prueba para que ellos sean procesados por el asesinato del sacerdote.

Rechazo total

En la provincia de Ocaña hay un rechazo rotundo por este homicidio, pues el sacerdote Ramón Montejo Peinado era muy conocido por su gran corazón con la comunidad, además que ayudó en la liberación de varios secuestros en el Catatumbo.

Se conoció que el religioso pertenecía a la parroquia San José del corregimiento Buenavista de la diócesis de Ocaña y, además, era delegado de la Iglesia católica para el mecanismos de verificación de los acuerdos de paz. 

Y ante este hecho, autoridades civiles, militares y eclesiásticas estuvieron en un consejo extraordinario de seguridad en el palacio municipal de Ocaña para esclarecer el asesinato.

En un video quedó grabado el crimen del sacerdote

El comandante de la Policía de Norte de Santander, coronel Néstor Arévalo Montenegro, lamentó el crimen y se solidarizó con la comunidad católica. 

Además, indicó que,  “seguiremos de la mano con el Ejército colombiano para llevar tranquilidad a la provincia”.

El secretario de Seguridad del Departamento, coronel (r) George Quintero, manifestó que,  “desde la Gobernación estamos pendientes de la oleada de violenta y la reacción de las autoridades para esclarecer los hechos, priorizando una mejoría en la parte operativa”.

Mientras que el alcalde de Ocaña, Emiro Cañizares Plata, sostuvo que, “lamentamos profundamente este hecho y tenemos el acompañamiento de las autoridades para generar los resultados encaminados a esclarecer el hecho. Somos respetuosos del debido proceso, hay que entender que se están haciendo unas investigaciones, muy pronto vamos a obtener resultados”. 

 


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Temas del Día