La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile
Judicial
Sicario que mató en Bucaramanga a víctima de atentado de Cúcuta quedó grabado
Un pistolero asesinó de tres balazos a Eduardo Enrique Sánchez Torres.
Image
La opinión
La Opinión
Miércoles, 8 de Mayo de 2019

La orden de matar a Eduardo Enrique Sánchez Torres tenía que cumplirse en cualquier lugar donde estuviera. Así, quedó demostrado el miércoles, cuando un pistolero lo asesinó de tres balazos en el barrio Diamante II de Bucaramanga (Santander).

Sánchez se salvó de morir el pasado 19 de marzo, tras ser atacado a balazos por Edwin Estiven Álvarez Chica, Mordisco (capturado por la Policía), cuando la víctima se movilizaba en su carro Mazda 3,  sobre la avenida Los Libertadores, en Cúcuta, en compañía de Fabián Ibarra (conductor).

Lea también Hombre que hirió a otro, se estrelló en medio de persecución policial

Debido al atentado, Sánchez, se trasladó hace un mes a Bucaramanga, donde se residenció en el sector Cañaveral de Floridablanca, en busca de huir de sus enemigos de la capital nortesantandereana y además, de someterse a un tratamiento físico para recuperarse de las heridas.

Detalles del homicida

El pistolero que se encargó de acabar con la vida de Sánchez, se caracterizó como un cliente más de un reconocido gimnasio ubicado en la calle 98 con carrera 25 de Diamante II, para no levantar sospechas ni de la víctima, ni de Ender Machado, su hijo de crianza, que lo acompañaba en el momento del hecho.

El homicida vestía una pantaloneta, franela roja y una gorra, además de cargar en su hombro un maletín, simulando tener implementos deportivos de gimnasio.

A las 8:00 de la mañana, cuando Sánchez salió del lugar con su hijo, con la intención de subirse a una camioneta Mazda CX9 blindada, el agresor se le acercó por detrás y lo atacó con un arma con silenciador.

El primer impacto lo recibió en la espalda y aunque Sánchez alcanzó a girarse para tratar de quitarle el arma al pistolero, este volvió a accionarla, impactándole la cabeza, por lo que de inmediato cayó al piso muerto.

Al percatarse del hecho, el acompañante de Sánchez salió corriendo del lugar, evitando que el agresor también lo atacara.

El crimen quedó grabado en cámaras de seguridad. Miembros del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, que se encargaron del levantamiento del cadáver, adelantan las pesquisas para ubicar al pistolero y a su cómplice, con quien huyeron en una moto.

Según las autoridades, Sánchez era un comerciante que se movía entre Venezuela y Cúcuta. En el vecino país era dueño de una arenera, mientras que en Cúcuta era el propietario de una cadena de comidas rápidas.

Temas del Día