La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile
Judicial
Se silencian las balas y se abre paso al diálogo con la disidencia de 'Iván Mordisco'
En Tibú, la disidencia de las Farc y los campesinos lograron comprometer al Gobierno en un acuerdo de cese al fuego
Image
La opinión
La Opinión
Lunes, 9 de Octubre de 2023

La instalación de la mesa de diálogo entre el Gobierno y el Estado Mayor Central de las Farc ayer en Tibú, tuvo su momento más difícil cuando los ánimos de los más de mil campesinos que estaban en la enorme carpa blanca que cubrió la cancha de fútbol del estadio del barrio La Palmita, se caldearon por cuenta de la ausencia del Alto Comisionado de Paz, Danilo Rueda.
 
El funcionario se ausentó por más de una hora del evento buscando terminar de concertar el aval del presidente Petro para la firma del acuerdo del cese al fuego bilateral, y lo propio hizo el vocero del Estado Mayor Central de las Farc, Andrey Avendaño, quien también se levantó de la mesa.


Lea también: La extinción de dominio que afectó a 90 familias de El Oasis en Cúcuta


 
Y es que desde el viernes se comenzó a percibir un ambiente de incertidumbre sobre este encuentro, pues 'Iván Mordisco', jefe máximo de esa disidencia de las Farc, aseguró que el presidente Gustavo Petro le estaba cambiando las reglas de juego desde la última reunión que tuvieron en Cauca y que no aceptaría el cese al fuego bilateral en todo el país. Ante eso, la organización ilegal no se sentaría en la mesa de Tibú.

A partir de ahí, se empezaron a escuchar muchos rumores y también se conoció que la delegación del Gobierno estuvo hasta la madrugada de ayer reunida con Petro, analizando el acuerdo, sin tener nada concreto.

Según versiones, esa fue la razón por la que el evento no arrancó a las 8:30 a. m., cómo estaba programado, sino tres horas más tarde. Además, Danilo Rueda se paró de la tarima porque habría seguido en consultas con altos funcionarios del Gobierno.

Danilo Rueda y Andrey Avendaño

Ante eso, los representantes de varias asociaciones de campesinos que llegaron a Tibú, provenientes de diferentes partes del país, mostraron su enojo y luego de quitarle el micrófono a la presentadora, aseguraron que si no había un acuerdo de cese al fuego bilateral, se irían a un paro nacional.

“Debemos denunciar la falta de voluntad política por parte del Gobierno para que se dé el cese. Acá no permitiremos que se siga mamando gallo con el proceso de paz. Estamos cansados de esta guerra, donde están matando a nuestros familiares. Si nos toca quedarnos acá, lo haremos o nos vamos a un paro campesino nacional”, sostuvo uno de los agremiados.


Lea puede interesar: Tres contratos llevaron a la extinción de dominio a dos exalcaldes de Cúcuta


Otro representante de los campesinos también manifestó que, “no queremos más balas. Para la paz todo, para la guerra nada. Acá venimos es a buscar la verdadera paz, por eso no nos importó viajar 40 horas y llegar a Tibú. Presidente Petro muestre su compromiso para quienes lo elegimos”.


 Cambió el panorama

Pero ya al tener definido el mecanismo para iniciar, el funcionario y el representante de la organización armada ilegal retornaron y anunciaron que por fin el presidente Gustavo Petro aceptó firmar el decreto que dará inicio del cese bilateral al fuego.

En medio de aplausos y gritos, las dos partes de este nuevo proceso de paz que ya lleva un año y dos meses en encuentros, buscando iniciar los diálogos, afirmaron que el próximo lunes, 16 de octubre, se firmará el decreto y a la medianoche comenzará a regir el cese bilateral en toda Colombia. El anuncio bajó la tensión.

"Nuestro presidente tomó esta decisión para proteger a la población y evitar que se siga derramando sangre en todo el país", aseguró Danilo Rueda.

Guardia Campesino custodió el recinto en Tibú.

El funcionario también señaló que este gobierno es el de la vida y la paz total y que los cambios son difíciles, pero ya llevan un año y dos meses discutiendo está decisión con la disidencia y que con esto demuestran que por las vías de las armas ya no se llega al poder.

Andrey Avendaño manifestó que la organización guerrillera a la que él pertenece siempre ha buscado acabar con esta guerra absurda, que quienes ponen los muertos son los pobres.


Lea también: Así se dio la captura de ‘Saúl', el terror del centro de Cúcuta


"Acá los que mueren son los hijos de los campesinos, no de los ricos. Por eso queremos que policías y militares también piensen en eso, no más 'ríos' de sangre", sostuvo el jefe de la disidencia de las Farc.

Agregó: “esperamos que dentro de una semana el decreto esté listo”. Aunque dejó en claro que no entendía el por qué el cese ya no sería de 10 meses como lo habían planteado desde el principio, sino que muy posiblemente sería de seis meses. “A pesar de las dificultades estamos acá y hemos dado un gran paso. Los guerrilleros y guerrilleras estamos comprometidos por Colombia, por eso es un regocijo estar acá. De la mano de las comunidades esperamos ir más allá”.

Con ese anuncio y el inicio de los diálogos, ya sería el cuarto proceso de paz que se da en Norte de Santander, el primero fue con el Epl (1991), Auc (2004), Farc (2016) y ahora con la disidencia de las Farc.
 
Felicidad entre las madres

En el desarrollo del evento y luego de conocerse la decisión del cese al fuego, representantes de las organizaciones de víctimas del conflicto armado sostuvieron que están felices por esa decisión del acuerdo porque saben que así volverán a ver a sus seres queridos.

Habitantes de Tibú con pancartas y mensajes alusivos de la paz.

“Desde que se inició este proceso hemos visto un cambio en la disidencia de las Farc, por lo menos sabemos que algunas madres ya han podido ver a sus hijos que llevaban muchos meses en el monte y que no los dejaban volver a sus casas. Hoy celebramos esta decisión”, indicó la representante de una asociación de víctimas.

Carmen García, presidente de la asociación Madres del Catatumbo, señaló que estaban muy felices por lo que pasó en Tibú, pues ellas han sufrido mucho con las acciones de los grupos armados ilegales.

“Nos sentimos muy bien por lo que acá se decidido. Nosotros tenemos una lucha constante para defender a nuestras madres e hijos, porque es a nosotras las que nos asesinan a nuestros hijos. Siempre hemos pedido los diálogos y ahora que se están dando es lo mejor que puede pasar, porque somos las madres de los soldados, policías y guerrilleros”, añadió la representante de la asociación.
 

Temas del Día