La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile
Judicial
La guerra que ‘Porras’ y Los AK47 le declararon a ‘Pepino’, en Cúcuta
La Policía Metropolitana frustró un atentado con granada que harían durante el sepelio de José Pabón Ojeda.
Image
La opinión
La Opinión
Lunes, 20 de Mayo de 2024

En Cúcuta todos los días pasan hechos criminales. Unos son más visibles que otros. Y aunque la Policía Metropolitana (Mecuc) busca la forma de frenarlos y atacarlos con sus planes operativos, los esfuerzos siguen quedándose cortos.

Y muestra de eso fue lo sucedido en las honras fúnebres de José Luis Pabón Ojeda, quien fue asesinado el anochecer del jueves, en la Avenida Gran Colombia, justo al frente de un reconocido club social de Cúcuta.


Lea también: ¿Quién dio la orden del ataque armado por la avenida Gran Colombia?


Desde el mismo instante en que cometieron el homicidio, un manto de misterio comenzó a cubrir este hecho violento y se empezaron a escuchar diferentes historias, pero a medida que las horas pasaron, las autoridades fueron teniendo más claridad de todo lo que rodeaba el suceso y quiénes estarían detrás.

Los investigadores de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) lo primero que lograron establecer es que José Luis Pabón era el papá de unos hombres que presuntamente hacen parte de una banda conocida, desde hace muchos años, como ‘Los Manzaneros’ y que varios de ellos están o estuvieron en prisión.

Dentro de la investigación también estaría que Ever Carreño Corredor, alias Porras, y la banda criminal Los AK47, serían los responsables del crimen y que eso estaría inmerso en un ajuste de cuentas con ‘Pepino’, un hijo de Pabón Ojeda.

Y todo quedó confirmado la noche del sábado, cuando presuntos miembros de Los AK47 pusieron a circular por redes sociales un video donde amenazan a los dueños de las casas de cambio de divisas.

Dos hombres armados con fusiles y pistolas, y con sus rostros cubiertos con pasamontañas, aseguraron que, “…al que consigamos pagándole a ‘Pepino’ va para homicidio. Ya vieron como le agarramos al papá y se lo levantamos (mataron)… de ahora en adelante el que no le copie a Los AK47 y Los del Norte, va para esa”.

Además, fuentes extraoficiales señalaron que Los AK47 y ‘Porras’ les hicieron llegar un mensaje a ‘Los Manzaneros’, indicándoles que si no se iban de la ciudad los matarían a todos a plomo o con explosivos.

Asesinado en la Aveida Gran Colombia

Esto habría llevado a que casi toda la familia de José Luis Pabón, ayer, se saliera del barrio San Miguel, donde residían desde hace muchos años.

También se conoció que ayer, hacia las 12:30 de la tarde, unos hombres en motos llegaron a la calle 8 entre avenidas 19  y 20, de San Miguel, y le hicieron varios disparos a una casa que sería de un familiar del hombre asesinado.

Un entierro peligroso

Sin importar esa amenaza de guerra, amigos y familiares de José Luis Pabón Ojeda le dieron el último adiós en medio de música, pólvora y disparos. La noche del viernes, cuando el féretro de este hombre llegó a su casa en el barrio San Miguel, el ambiente se puso tenso para los vecinos de ese sitio.


Le puede interesar: Ramiro Suárez, a detención domiciliaria por caso de Pedro Durán Franco


“Esto parecía como si viviéramos en Sinaloa (México), donde los narcos son despedidos echando la bala, con rancheras y licor. Eso nos dio mucho miedo y lo mejor fue encerrarnos en las casas”, comentó una habitante de esa zona de Cúcuta.

Pero el sábado, cuando muchas personas empezaron por redes sociales a pedir que la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) trasladara varios de sus hombres al sitio donde se daba la velación, para controlar la situación, las autoridades se hicieron presentes.

“Nos tocó enviar varias de nuestras patrullas de vigilancia y de inteligencia, pues no queríamos que pasara otro hecho lamentable. Ya teníamos información de que algo grave iba a suceder en el entierro”, contó el coronel William Quintero, comandante de la Mecuc.

Fue así como las autoridades siguieron de cerca el sepelio que se dio la tarde del sábado, acompañándolo hasta uno de los cementerios de Los Patios.

Y cuando el féretro ya estaba siendo sepultado, unidades de inteligencia de la Policía capturaron a José del Carmen Contreras Gutiérrez, quien presuntamente estaría a órdenes de ‘Porras’ y Los AK47.

Este hombre, según se conoció, estaba afuera del camposanto en una motocicleta, grabando con su celular a las personas que iban saliendo, luego de enterrar el cuerpo de José Luis. 

Pero los policías quedaron sorprendidos cuando lo requisaron y le hallaron una granada que tenía escondida en el casco de protección.

Sepelio entre bala, licor y pólvora

“Lo que se pudo establecer es que ese sujeto lo que estaba esperando era que salieran los hijos del señor asesinado, para lanzarles la granada y así poder matarlos a ellos y grabar con el celular el hecho. La orden se la habían dado ‘Porras’ y Los AK47”, sostuvo una fuente judicial.

El detenido fue trasladado de inmediato al Búnker de la Fiscalía para ser judicializado por porte ilegal de armas de uso privativo de las Fuerzas Armadas de Colombia. Anoche se esperaba que un juez lo mandara a la cárcel.
 
Pero ahí no se calmaron las cosas, ayer en la mañana, algunas personas que se encontraban alrededor de la tumba donde quedó el féretro de José Luis Pabón, hallaron otra granada de fragmentación, por lo que fue necesario desalojar esa parte del cementerio y llamar a los técnicos en explosivos de la Policía.

Una hora después del hallazgo, el artefacto explosivo fue destruido y la detonación asustó a las personas que viven cerca del camposanto.

¿Por qué es la pelea?

Fuentes judiciales indicaron que la guerra de ‘Porras’ y Los AK47 contra ‘Pepino’ se está dando porque este decidió no seguirles copiando ni pagando el dinero que le exigían para dejarlo delinquir.


Lea también: Así se dio la captura de ‘Saúl', el terror del centro de Cúcuta


“Lo que nos han dicho es que ‘Pepino’ se les abrió a ellos y quiso seguir solo, por eso es que dieron la orden de matarlo. Esas bandas criminales delinquen de esa forma, quien no esté con ellos está en contra, entonces le hacen la guerra”, comentó una de las fuentes.

Añadió: “muy posiblemente cuando atacaron al papá y a la mamá de ‘Pepino’, pensaron que quien iba en el carro era él, pues, al parecer, él tiene un carro similar. Pero con el asesinato del señor, le mandaron un mensaje claro”.

Otra fuente señaló que muy posiblemente se perdió un dinero producto de las extorsiones y venta de drogas y por eso también se está dando la guerra.

Cabe recordar que Ever Carreño, líder de la banda ‘La Familia P’ o ‘Porras’, así como Jhoswar Saúl Hernández Sanabria, alias Saúl, jefe de Los AK47, están presos, pero a pesar de eso, siguen haciendo de las suyas por medio de video llamadas. 

El primero de ellos en la cárcel La Picota de Bogotá, en un pabellón de máxima seguridad, y el otro en una prisión del estado Carabobo de Venezuela.


 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Temas del Día