La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile
Históricos
El primer Colegio de Abogados
Uno de sus principales promotores fue el doctor Luis Alejandro Bustos.
Image
La opinión
La Opinión
Sábado, 11 de Mayo de 2024

En una fecha exacta que no me fue posible determinar de 1938, surgió la idea de reunir a los relativamente pocos pero respetables abogados de la época, a quienes por distinción los reconocían como jurisconsultos, para que se constituyeran en una asociación profesional que los proyectara como verdaderos defensores de la justicia y de los derechos ciudadanos.

Uno de sus principales promotores fue el doctor Luis Alejandro Bustos, a quien designaron como orador principal el día de la inauguración de esa institución a la que dieron el nombre de Colegio de Abogados de Cúcuta y a la que se reconoce hoy como la primera agremiación profesional de la ciudad.

La constitución de un Colegio de Abogados, era un acontecimiento muy importante, grato y de resonancia para la ciudad. La tal entidad estaba llamada a desarrollar actividades muy valiosas, no solo en el campo del Foro en forma de estímulo a la moral profesional y de exaltación al talento, sino en el social y cultural y en todos aquellos en que el bien público reclame una acción individual o colectiva.

El Colegio de Abogados de Cúcuta, como sus similares de Bogotá, Medellín y otras ciudades del país estaba llamado a desempeñar un papel de eficacia suma, ya que será un centro consultivo cuya colaboración aprovecharán las entidades públicas y privadas, el gobierno y cuantos tengan algo que ver con las cuestiones jurídicas, sociales y económicas.

Para los intereses regionales se espera que el Colegio de Abogados sea una fuerza poderosa y en permanente actividad. El periódico Comentarios le ofreció al Colegio de Abogados, que para estimular sus actividades culturales y las de beneficio a la sociedad, la publicación de una Página Jurídica que estará a su cargo.

En las conversaciones preliminares, el grupo de promotores, evaluó la posibilidad de conformar la mesa directiva con los nombres de los doctores Francisco A. Torres como presidente y Manuel Buenahora como vicepresidente. En la secretaría se pensó que el joven jurista Miguel García-Herreros sería el más indicado para ocupar ese cargo.

Sin embargo, en el transcurso de los pocos días antes de la instalación oficial del Colegio de Abogados, se dieron otros movimientos en los que seguramente primaron algunos intereses más políticos que profesionales, como se podrá apreciar en el recuento oficial que se tiene de la primera sesión.

La reunión inaugural, constitutiva del Colegio, tuvo lugar en el salón de comedores del Gran Hotel situado en la esquina de la avenida quinta con calle catorce, diagonal al Palacio de la Gobernación; con una asistencia cercana a la totalidad de sus colegiados, se procedió a la designación de las directivas quedando constituidas de la siguiente manera:

Presidente: Manuel José Vargas

Vicepresidente: Luis Alejandro Bustos

Secretario: Manuel Guzmán Prada

Así mismo, la Asamblea decidió nombrar Presidente Honorario al doctor Miguel Durán Durán, actual gobernador del departamento, a su vez integrante del Colegio. En desarrollo de su sesión inaugural se acordó la designación como Miembros de Número a los magistrados del Tribunal Superior de Pamplona  y al Fiscal de esta misma Corporación. Para darle un toque de mayor relevancia a la nueva institución, se decidió que quedaran incluidas como asociados fundadores la Academia Colombiana de Jurisprudencia y a las corporaciones similares del país, de la vecina República de Venezuela y del Estado Táchira.

Los estatutos fueron redactados por una comisión conformada por los doctores Francisco A. Torres, Miguel García-Herreros y Luis Alejandro Bustos.

En desarrollo de la reunión inaugural en la que se trataron algunos puntos de interés general hicieron uso de la palabra los colegiados Luis Hernández Gutiérrez, Andrés Augusto Fernández, Gregorio Vega Rangel y Jorge Soto Olarte; al término de sus intervenciones se señaló la fecha de la próxima reunión para dentro de los quince días siguientes.

Para finalizar, el doctor Manuel José Vargas en feliz improvisación dio las gracias a sus colegas por el honor dispensado al elegirlo presidente de la corporación y ofreció poner al servicio de la institución todo su mayor entusiasmo.

La opinión pública reaccionó favorablemente con la conformación de la nueva agremiación, prueba de ello puede leerse en un editorial publicado en uno de los periódicos de la ciudad: “… en la Directiva del Colegio de Abogados de Cúcuta han quedado caballeros de constantes iniciativas y ejemplar dinamismo, entre los cuales se destaca el Presidente, doctor Manuel José Vargas, quien se propone cumplir un programa de verdadero provecho para la institución”.

A partir de entonces, el gremio de abogados de la ciudad ha venido extendiéndose, desarrollando sus labores y propendiendo por el mayor bienestar y serenidad de sus pobladores, procurando que la justicia y la equidad sea el fundamento de su existencia.

Temas del Día