La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile
Editorial
Estafa con SOAT
El SOAT ha venido teniendo a lo largo de los últimos años serios inconvenientes como el de la evasión o falsificación del mismo.
Image
La opinión
La Opinión
Viernes, 26 de Enero de 2024

La sección de delitos informáticos de la Sijín así como el CTI de la Fiscalía advierten en el caso de los ciberdelincuentes que estafan a los usuarios que adquieren por internet el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT).

En esta época del año, cuando una gran cantidad de propietarios de carros y motocicletas adelantan la renovación de la póliza, la acción de estas organizaciones que se ocultan en la red se ha intensificado de acuerdo con las denuncias públicas.

Lo grave es que no solamente los compradores pierden el dinero sino que al compartir información y datos personales corren el riesgo de que se haga un uso inadecuado de los mismos.

Deberían de oficio las entidades investigativas mencionadas adelantar tareas de búsqueda para detectar a estos piratas que aprovechándose de las necesidades de la gente utilizan la tramitación del SOAT como mecanismo para el hurto de recursos y para conseguir subrepticiamente detalles de toda índole que pueden llegar a poner en riesgo la seguridad de los afectados.

Porque sin duda esto debe tratarse de una organización al margen de la ley que no solamente se dedica a este negocio ilícito, sino que tendría ahí una plataforma para el desarrollo de actividades delincuenciales de diversa índole desde el ciberespacio, al encontrar la gran cantidad de usuarios que ahora prefieren este sistema para hacer muchos de sus trámites.

Además de que el SOAT ha venido teniendo a lo largo de los últimos años serios inconvenientes como el de la evasión o falsificación del mismo, la ocurrencia de este nuevo hecho se convierte en un elemento que llega a afectar la posibilidad de que el seguro tenga una mayor utilización en el país.

Profundizar las operaciones hacia la detección de estos canales o sitios engañosos para que la ciudadanía se sienta protegida y así poder continuar acudiendo a internet para el hacer el diligenciamiento de esa clase de documentos.

La ciudadanía, por su parte, es necesario que tenga mucho cuidado en no caer en las manos de estos ciberatacantes, por ejemplo, evitando acceder a aquellos sitios que tienen ofertas fabulosas que finalmente terminan siendo una especie de gancho para inducirla al error y hacerla fácilmente víctima de la estafa.

Pero igualmente no hay que compartir documentos o datos personales a través de redes sociales o por servicios de mensajería instantánea ni adquirir pólizas cuando les soliciten consignar a cuentas de personas naturales, de acuerdo con lo sugerido por las compañías aseguradoras.

Asimismo, hay que verificar con la compañía de seguros, o a través de un intermediario autorizado por la aseguradora para expedir las pólizas de SOAT y consultar la idoneidad de los intermediarios de seguros (personas naturales y/o jurídicas) para comercializar seguros a través del Sistema Único de Consulta de Intermediarios de Seguros. No hay que permitirse el facilismo.

Aunque de pronto suene a engorroso y la confirmación sea dispendiosa, es mejor hacer esta clase de verificación para ahorrarse problemas futuros, como el de perder el dinero o quedarse sin el SOAT y expuestos a ser multados y sin posibilidad de reclamarle a nadie, porque esas páginas no tienen dolientes fácilmente rastreables.

Todas esas maniobras que dañan la imagen de un servicio de esa naturaleza, es necesario contrarrestarlas por parte de las autoridades, con la colaboración del ciudadano que debe tener mucho cuidado.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Temas del Día