La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile
Editorial
Atención a las víctimas
El gobernador Silvano Serrano recordó que en el caso de Norte de Santander, en las últimas tres vigencias ha obtenido este reconocimiento, fruto de un trabajo articulado y concurrente.
Image
La opinión
La Opinión
Miércoles, 28 de Abril de 2021

Las víctimas del conflicto armado que en oportunidades la pasan muy mal, no solo por los horrores padecidos cuando fueron sometidas por los victimarios (llámense paramilitares, guerrilleros, agentes del Estado) sino luego cuando van a hacer los trámites o a buscar ayuda gubernamental, muchas veces siendo revictimizadas.

Pero lo expuesto por la Unidad Nacional de Víctimas debe llenar de satisfacción a Norte de Santander por el compromiso y acciones que en favor de las comunidades azotadas  por ese flagelo han efectuado con el más alto compromiso, tanto la Gobernación como una docena  de alcaldías.

Con orgullo las administraciones municipales de Cucutilla, Sardinata, Ábrego,  Durania, Pamplona, Tibú, Bucarasica, Toledo,  Teorama, San Calixto  y El Carmen muestran la calificación ejemplar que les otorgara la institución.

Lo bueno es que no solo se queda en un reconocimiento, un aplauso y la foto.  De acuerdo con lo dicho por el director general de la Unidad para las Víctimas, Ramón Rodríguez, la calificación ejemplar se transforma en oportunidades reales para obtener recursos para proyectos de prevención, retorno y de reparación colectiva que se desarrolla en cada una de las unidades territoriales.

Porque de verdad que la rápida aprobación y asignación de partidas presupuestales constituyen la medida más eficaz para ayudar realmente a quienes han cruzado por los caminos tortuosos de la violencia, con toda la carga de dolor y de sangre derramada.

Norte de Santander, de acuerdo con el Registro Único de Víctimas (RUV) cuenta al 31 de mayo de 2020 con 260.990 víctimas, de las cuales 225.541 son sujetos de atención o reparación.

A su turno la Gobernación posicionó al departamento entre los diez con un ejemplar comportamiento en cuanto al manejo de los inconvenientes que sufren las familias golpeadas por el incesante conflicto armado.

El gobernador Silvano Serrano recordó que en el caso de Norte de Santander, en las últimas tres vigencias ha obtenido este reconocimiento, fruto de un trabajo articulado y concurrente.

Teniendo a 13 administraciones de la región con ese reconocimiento, es de lógica suponer que podrán dinamizarse todos los procedimientos desde la Unidad de Víctimas, logrando que el departamento alcance mayores índices de reparación y solución de los inconvenientes que continúan afectando a esa población.

Es gratificante que una región como la nuestra, que ha padecido todas las formas de violencia, los municipios avancen en el cumplimiento y desarrollo de la Ley 1448 de 2011, relacionada con la política pública de atención a víctimas.

Además, recordemos que Norte de Santander tiene la doble particularidad dentro de la dinámica de la guerra, de tener a municipios expulsores y receptores de quienes son obligados a huir de sus territorios bien sea por amenazas, intimidaciones o a causa el mismo miedo generado por los diferentes factores de violencia que confluyen en la región.

Para tener una idea de la magnitud del problema, surge el dato de las 38.396 solicitudes en actualización de datos, ayudas humanitarias, indemnizaciones y demás información relacionada con los procesos de reparación integral que implementa la Unidad para las Víctimas y que fueron atendidas en la territorial Norte de Santander y Arauca, en solo diciembre del año pasado.   
 

Temas del Día